Buques de pesca en Avilés (Asturias). EFE/ J.L.Cereijido

Los productos pesqueros generan menos impacto medioambiental que los provenientes de la ganadería y la acuicultura, según un estudio de la Universidad de Washington difundido por la Confederación Española de Pesca (Cepesca).

Esta investigación plantea que 40 gramos de proteínas provenientes del pescado blanco y pelágicos -especies que viven cerca de la superficie- tienen una huella de carbono inferior a un kilo, frente a los 20 proveniente de la misma cantidad de proteína de la industria cárnica y la acuicultura.

Las pesquerías de pequeños pelágicos y pescado blanco y la acuicultura de moluscos tienen menores impactos en el uso de la energía, en las emisiones de gases de efecto invernadero, las de fertilizantes y las de sustancias que contribuyen a la lluvia ácida que los mariscos y el salmón de piscifactoría, de acuerdo al informe.