Foto: La intensidad de las huelgas ha caído desde que las empresas esperaron a ceder. (EFE)

Pero muchas empresas estibadoras han sido incapaces de aguantar la presión y han firmado por su cuenta un documento basado en la propuesta que Anesco rechazó por considerarla "ilegal". Aparte de una garantía del mantenimiento del 100% del empleo actual en las mismas condiciones, los sindicatos exigen "la participación de los trabajadores en los procesos de selección y formación del nuevo personal, así como en las fórmulas sobre prevención de riesgos laborales, información sectorial y traslado", reza el escrito que han recibido las compañías de manos de Coordinadora.