Desde su nuevo despacho de presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife, con vistas casi privilegiadas de los cruceros que atracan en el puerto santacrucero, destila pasión y ganas por luchar por esta infraestructura y, sobre todo, por demostrar que Granadilla no solo no le va a perjudicar, como siguen sosteniendo muchos, sino todo lo contrario.Y lo mismo con el puerto de La Luz y la última polémica casi pleitista. Eso sí, y para alimentar a los que censuran la llegada del gas, sostiene contundente y convencido que “no va a ser una energía de transición, sino de cohabitación con las limpias” por simples y fundamentadas razones técnicas; según él, claro.   

¿Le han dicho ya eso de “puerta giratoria”: qué le parece? 

La verdad... No sé a qué se refieren con lo de puerta giratoria.El escondite o dribling que hace o le propician a un cargo para seguir en otro puesto público… 

A mí no me lo dicen. El que diga eso ni me conoce ni sabe las razones por las que me propuso el presidente del Gobierno...

¿Y fueron?

Pensar que soy la persona más idónea para seguir con la labor de Pedro Rodríguez Zaragoza, que ya llevaba 8 años, que lo ha hecho bien y que lo necesitaba para otros menesteres. Yo ya estuve en Capsa, la principal empresa portuaria en unos años difíciles pero en los que aprendí muchísimo porque no había ni Estatuto del Trabajador. Luego lo hubo, vinieron los Pactos de la Moncloa, después estuve 14 años en el consejo de administración de la Autoridad  viviendo el día a día y los principales problemas y, entre ambas cosas, y porque me lo pidió Hermoso, integré la Asociación de Promoción del Puerto en representación del ayuntamiento… Es decir, siempre he estado vinculado al puerto, siempre me ha gustado, creo que puedo aportarle cosas y por todo esto me eligió Fernando. 

¿Y cómo se lo ha encontrado?

Muy bien.

¿No cambiará, introducirá nada?

Sí, habrá cosas que cambien...

¿Como cuáles?

No lo sé todavía. Hay un personal entre excelente y bueno; siempre habrá alguno que no, pero la inmensa mayoría sí y resulta fundamental para sacar adelante los retos con ilusión y coraje. Hay, además, un gran director, que conoce los problemas. Y, con todos estos ingredientes, creo que la labor que puedo desarrollar irá en beneficio de los 6 puertos y las 4 islas.

¿Qué objetivos son claves?

No son originales y están claros: incrementar la actividad económica, los empleos y la competitividad en cruceros, carga, transbordos, pesca, reparación naval, que es importantísima...

¿Cree que puede haber más empleo: lo tiene calculado?

No, aún no lo he calculado.

Pero, ¿en qué ámbitos?: se dice que los cruceros están en caída.

No. A lo mejor hay una disminución en el número de barcos, pero no de cruceristas.Además, a escala mundial, el turismo de cruceros no aumenta un 2, 3 o 4%, como el resto, sino un 12, 13 o 14%. Y, en invierno, el crucerismo se escribe con mayúsculas en el mundo y también en Canarias.

¿Se crecerá también en contenedores: cómo está la terminal?

Ahí tenemos que crecer. La terminal funciona bien, pero con tráfico cautivo, que depende más del crecimiento de la economía provincial. Tenemos que conseguir, además, transbordos, servir de enlace para los países africanos...

Se habló también de China...

Por supuesto, y del resto del mundo, sobre todo por el incremento de la capacidad del canal de Panamá, por la que habrá una revolución en el transporte marítimo y estamos en la línea ideal. De hecho, este sábado llegarán aquí 3 grúas para hacer descargas de barcos de 10.000, 15.000 y hasta 20.000 contenedores y, por tanto, las líneas que antes eran Norte-Norte pueden pasar por Canarias.

El director de la Autoridad habla de Panamá, pero se refiere, sobre todo, al puerto de Granadilla, también con la reparación naval: ¿el solapamiento perjudicará?

No, y no lo digo ahora, sino siempre, desde que surge la polémica sobre Granadilla y si se vaciaría el de Santa Cruz. El de la capital seguirá creciendo en ciertas actividades y en otras, como reparación naval o astilleros, no puede: ¿cómo poner aquí astilleros?

Pero, entonces, es cierto que esa rama se debilitará en Santa Cruz...

Es que hay muy poco, pues tuvo un bajón mortal cuando desapareció Nuvasa, que activó a muchos talleres y preparó mucha mano de obra, pero su crisis con los mauritanos y coreanos fue un golpe duro que esperamos recuperar.

Vale, pero, si muchos barcos de Panamá van a Granadilla y no pasan por aquí, hay un desfase...

Si pasan por Granadilla es para transbordo y no habrá perjuicio. Además, no nos olvidemos que estos barcos, en el futuro, estarán propulsados por gas natural y la planta regasificadora está en Granadilla y, si no, no pararían ahí. Y lo digo por otras islas...

O sea, advierte a Gran Canaria...

No, no aviso: Gran Canaria es mayor de edad y sabe lo que hace, pero nosotros también.

Sin embargo, la sombra del puerto de La Luz es muy grande y se ha proyectado mucho aquí...

Sí, pero en contenedores...

¿Y se puede compensar?

Tendremos que luchar, pero no para quitarle tráfico a La Luz, y esto lo he demostrado toda mi vida:hay que pensar hacia adelante.   

Pese a todo: ¿Canarias puede permitirse dos grandes puertos?

No es que pueda permitírselo, sino que debe. Los dos grandes se potencian, se da una sinergia clarísima: las navieras que no pasan por Canarias necesitan puntos logísticos en el Atlántico: chinas, japonesas, coreanas, canadienses...

Ya, pero es paradójico, pues aquí estaríamos bifurcados...

Pero hay que verlo como la dársena de Granadilla y de Santa Cruz...

¿Pese a la distancia...?

¿Cuántos grandes puertos del mundo, como Rotterdam o Hamburgo, tienen 50 kilómetros de separación entre dársenas distintas?

En conclusión: ¿la cohabitación con Granadilla, lejos de languidecer Santa Cruz, reforzará este puerto?

Claro.

El director dice que el de Granadilla ha perdido por coste de oportunidad hasta 800 millones de euros por la ausencia de empresas: ¿comparte esa cifra?

Claro que lo comparto. Es una cifra muy importante, pero porque se lleva 10 años de retraso por toda la conflictividad que ha habido. Esto ha perjudicado a Tenerife, pero esperamos recuperarlo.

Le reprochan reavivar el pleito insular con lo de la reparación naval: ¿ha buscado en el Estado privilegios para Tenerife?

Sinceramente, creo que es una polémica falsa, con dos artificios: uno es que, en 3 meses, tenemos elecciones y ya se están colocando determinados francotiradores políticos. Además, hay algo a lo que ya nos tienen acostumbrados ciertos empresarios de GranCanaria: que cuando llega alguien a un sitio hay que darle leña para que sepa que existimos; es decir, el famoso sanedrín. Hay quien quiere tener el monopolio en la reparación naval y hay grancanarios que dicen que nada de monopolio, sino que hay que ser competitivos. De hecho, dos exdirectores del puerto de Las Palmas, Luis Hernández y Sánchez Simón, poco sospechosos, dicen que no tiene razón Ibarra, al que conozco, tengo en aprecio y creo que es razonable, pero tiene presiones detrás...

¿Y no se lo ha reprochado?

Le dije que eso no puede ser.

¿Y qué le ha dicho?

(Silencio elocuente). Creo que se da cuenta de que eso no le lleva a ningún lado, pues es inteligente.

Usted presidió el Cabildo mucho tiempo: ¿por qué La Luz progresó tanto y Santa Cruz se estancó; ha habido desidia en esta Isla?

No, el puerto de Santa Cruz ha sido y es uno de los principales de España. La Luz solo está por encima en contenedores: ni en cruceros, ni en pasajeros... 

Pues muchos dicen que, en cruceros, somos una sucursal...

Eso es un disparate como lo de la puerta giratoria. No somos una sucursal y aquí se ha hecho una labor de cruceros como en ningún otro puerto de España, tanto con Rodríguez Zaragoza como con Suárez Trenor. Y eso ha hecho que hagan escala luego en Las Palmas y Lanzarote: nos beneficiamos todos, que es lo que hay que hacer.Sin embargo, el otro día insinuaba el máximo dirigente de los empresarios de Las Palmas que, para allá, debía ir la reparación de buques y, para aquí, los cruceros: qué bonito, y aquí somos tontos. Hay cosas que se dicen sin pensar, como pasa con las inversiones en puertos, pues se habla ahora de Granadilla, pero no de años previos.

¿Ha habido descompensación?

Por supuesto, solo hay que mirar los últimos 10 años para ver si hay trato justo o no.

Por lo que dijo antes, ¿a Gran Canaria le pesará en el futuro ponerle un muro al gas natural?

Creo que es un error.

¿Debería imponerse en esto el Gobierno regional?

Es su competencia y no de los cabildos.Además, estoy completamente convencido de que el gas es necesario para el Archipiélago, no solo para que las futuras centrales de nuestra Isla sean de ciclo combinado, con independencia de la utilización al máximo de las energías renovables, y creo que en esto he demostrado mi apuesta claramente.

Pero, ¿la cohabitación es posible, sobre todo si se atiende a que Enagas dice que en la Península hay un 40% de energía limpia precisamente por el gas, por un 7% solo ahora en Tenerife?

Esa cohabitación aquí es más necesaria porque las variaciones de la curva de potencia son mucho más drásticas y debes tener alguna fuente de energía convencional de respuesta rápida.

Sin embargo, las críticas que más se escuchan es que se vende el gas como una energía transitoria imprescindible cuando, en realidad, viene para querdase.

Claro, es que es para cohabitar. Pero es que el gas natural es la energía de origen fósil más limpia, de mayor rendimiento, más segura y que tiene una respuesta más rápida ante variaciones de la demanda, con lo que es la que mejor cohabita con las limpias.

Vale, pero, ¿a medida que vayan creciendo las renovables será menos necesario el gas o no? ¿Canarias puede alcanzar pronto el 70% de Navarra en limpias?

No, serán menos necesarias las otras: el gasoil, por ejemplo.

Es decir, no va a ser una energía de transición...

No, entre otras cosas porque es ideal para cohabitar con la limpia y porque hay mucho más gas natural en el mundo que petróleo, y no solo para energía eléctrica. La diferencia con Navarra es que esa comunidad está conectada con una red infinita y nosotros no, salvo Fuerteventura yLanzarote, que están conectadas entre sí.

¿Siente impotencia o frustración al comprobar que la Península tiene ese 40% de renovables y Tenerife solo el 7, cuando fuimos pioneros en energía eólica y avanzamos mucho en fotovoltaica?

Es que la Península tiene una muy importante: la hidráulica.

Ya, pero nos quedamos atrás...

Sí, pero, más que impotencia, fue por una política inadecuada de España hacia Canarias.

¿En todas las etapas? Zapatero presumía de apostar por esto...

Zapatero tuvo una etapa mala en esto y luego lo corrigió el ministro Miguel Sebastián; Soria también tuvo un periodo malo y luego rectificó. No puedo decir que Soria haya sido nefasto para las energías renovables aquí, aunque tampoco las ha fomentado, pero sí que corrigió, y eso es muy positivo. Con Sebastián, llegaron inversiones de todo el mundo a España, pero no a Canarias. La fotovoltaica instalada en las Islas está en Tenerife por inversores de aquí, no de multinacionales.

"Hemos ganado en amabilidad sanitaria"

Tras su accidente grave de automóvil en la autopista del sur, Melchior dice sentirse cada vez mejor de sus secuelas, localizadas sobre todo en su mano izquierda, y más concretamente, en el dedo corazón, y en una de sus piernas. Lo bueno de la mano, según señala, es que es diestro. Ante la pregunta sobrevenida de si siempre le ha faltado mano izquierda, y aparte de reírse, deja la respuesta al periodista, aunque cree que no. “En tal caso, es solo un dedo, pero es el menos importante, pues los principales son el gordo y el meñique”. Tal vez, pero el corazón es muy importante si hace cierto gesto, se le recuerda: “Eso es verdad, ya no lo puedo hacer”, admite. Con su pierna, nota gran avance desde hace 15 días por la rehabilitación y confía en estar mejor dentro de otras dos semanas. “Ahora, si salgo ya lo hago sin bastón”, explica. La experiencia le ha servido para resaltar más la belleza de vivir. De hecho, no para de resaltar que lo primero que hizo cuando fue consciente del accidente fue tocarse a ver si seguía vivo y bien. “La vida hay que lucharla y tener precauciones”, aconseja. Además, se le reforzó su sensación de haber tenido mucha suerte en la vida. “Tanta que, si lo escribo, como me piden, quizás no se me crea”. También ha comprobado lo bien que le han tratado los estamentos (Guardia Civil, bomberos, sanitarios, auxiliares, rehabilitadores, médicos, ATS…): “Una amabilidad extraordinaria”. ¿Porque se trata de usted? “No creo. En esto hemos avanzado mucho, pues antes la Isla y España eran más secas en eso; ahora es al revés, hemos superado la media europea y ganado en amabilidad sanitaria”.

Entrevista publicada en eldia.es