La Autoridad Portuaria de Valencia ha renovado nuevamente su adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas que mantiene desde el año 2011. Se trata de una iniciativa internacional de carácter voluntario que persigue potenciar el compromiso de las entidades firmantes con el respeto y la promoción de determinados principios considerados básicos y de carácter universal.

La adhesión a este Pacto incluye la aceptación de un decálogo de principios que están relacionados con la protección de los derechos fundamentales reconocidos internacionalmente, la no vulneración de los derechos humanos, el apoyo a la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva, la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción, la erradicación del trabajo infantil, la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo, el desarrollo de un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente, el fomento de iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental, el desarrollo y la difusión de tecnologías respetuosas con el medio ambiental y el trabajo contra la corrupción.
Responsabilidad Social Corporativa
La renovación de este compromiso con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas se enmarca dentro de la política de Responsabilidad Social de la Autoridad Portuaria de Valencia. La Responsabilidad Social de la APV tiene por objetivos simultanear el desarrollo portuario con la protección y el cuidado ambiental y potenciar el compromiso con el entorno más próximo, entre otros.