La sede de Presidencia del Gobierno de Canarias acogió el II Foro Internacional sobre los Puertos y el Transporte Marítimo, en el que se analizó la situación actual del sector marítimo en España y Europa

El acto, organizado por Tribuna Fórum, contó con varias ponencias, entre las que destacaron la del eurodiputado Joaquim Zeller o los responsables de las autoridades portuarias de Vigo y Algeciras, así como representantes de la estiba y la marina mercante.

Durante la inauguración del encuentro, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, habló sobre la posición de Tenerife como plataforma logística tricontinental.

Melchior resaltó las tres aptitudes fundamentales con las que debe contar un puerto: competitividad, innovación y sostenibilidad. “Todo ello”, continuó, “acompañado con unas infraestructuras adecuadas que hagan atractiva la inversión”. En este sentido, destacó esencial para el desarrollo económico de una región los aeropuertos, los puertos y los puntos de conexión a internet y añadió: “Tenerife es ese punto de interconexión en el océano Atlántico”. De hecho, señaló que “la Isla puede ser la puerta sur de la Unión Europea, la puerta oeste de África y la puerta este de América”.

Tras hacer un amplio repaso de cada una de las zonas e infraestructuras con las que cuenta el puerto capitalino, incluida la Zona Franca, resaltó los proyectos europeos en los que participa la Autoridad Portuaria, como por ejemplo aquellos de gestión conjunta con Cabo Verde, Mauritania y Senegal, un estudio de viabilidad con Agadir, o el denominado PelicanGas, destinado a la instalación de gas natural en las regiones. En relación con este asunto, señaló que su instalación “va muy rápido” y que en este tema “no podemos perder el tren, porque si no evolucionamos y no podemos suministrar gas natural a los buques, nos quedaremos atrás”. Melchior resaltó también la seguridad que ofrece el puerto de Santa Cruz y el puerto de Granadilla, cuyos trabajos espera que finalicen en el año 2018.

Por último, el presidente de la Autoridad Portuaria volvió a insistir en la necesidad de trabajar conjuntamente para ser más competitivos y eliminar las “canchanchanadas” y apostar por la innovación tecnológica, con seriedad, eficacia y sostenibilidad”.