.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha pedido perdón a las víctimas del accidente ferroviario de Santiago, un gesto que hasta ahora no había sido explicitado de esta forma por ningún responsable político. «Acabo de reunirme con las dos asociaciones de víctimas del accidente de Angrois. Les he pedido perdón en nombre de este Gobierno. La atención a las víctimas nos ayuda a mejorar como sociedad y nos impulsan a mejorar en seguridad. He tomado buena nota de sus reivindicaciones», aseguró Ábalos en su cuenta de Twitter, después de reunirse con las dos asociaciones de víctimas durante toda la tarde, aunque por separado. El ministro se ha comprometido con la plataforma de víctimas y con Apafas a estudiar la fórmula para que las comisiones de investigación de accidentes sean totalmente independientes «funcional y económicamente».

 «La idea es que estas comisiones no dependan del Ministerio de Fomento y cuenten con medios adecuados y suficientes para desarrollar su trabajo de forma autónoma», aseguró el ministerio en un comunicado al término de la reunión. Sobre la posibilidad de reeditar la investigación del accidente del Alvia, que las víctimas y la propia Comisión Europea consideran que no se afrontó con garantías de independencia, todavía no hay una decisión al respecto. Analizarán si se puede reeditar el informe. Tanto el ministro como los altos cargos presentes en la reunión, incluidos los presidentes del ADIF y Renfe, se comprometieron a estudiar las reivindicaciones de los afectados por el accidente, en el que murieron 80 personas y 144 resultaron heridas. Incluida la petición de cesar a los dos altos cargos del ADIF y de Renfe. En principio, están dispuestos a hacerlo si se abre juicio oral contra ellos. Pero las víctimas creen que es una decisión que debe tomarse ya, ante «el evidente desconocimiento que tienen sobre la normativa ferroviaria comunitaria».