Imagen relacionada

El conflicto de la estiba ha tomado un respiro, después de que los sindicatos suspendieran el jueves pasado tres de las nueve jornadas de huelga convocadas  ncluidas las de este lunes y el martes , que de momento durará hasta el próximo 29 de junio, día en que se retomarían las movilizaciones previstas.

Las organizaciones sindicales, encabezadas por la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), han explicado que tomaron la decisión de anular parte de los paros -también la jornada del viernes pasado-, ante el nuevo escenario que se ha abierto en la patronal Anesco tras la salida de los socios más reacios a los planteamientos sindicales.

Los representantes de los trabajadores tienen previsto mantener una reunión con la patronal de empresas estibadoras esta semana, una vez que la situación interna de Anesco se clarifique, y han quedado a la espera de concretar la fecha, según fuentes sindicales.

Las diferencias en el seno de la asociación se han agudizado a raíz de los acuerdos bilaterales suscritos entre los sindicatos y un número creciente de empresas.

Como resultado de estas discrepancias, las compañías opuestas a pactar con los sindicatos -como Bergé, Ership y Algeposa- han abandonado la patronal.

La parte social tomó la decisión de interrumpir las movilizaciones tras recibir una carta firmada por el presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona, Javier Vidal, en la que pedía la suspensión de la huelga y recordaba la nueva situación en Anesco.

El presidente de la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios (ASEP) del Puerto de Las Palmas, Miguel Rodríguez, ha recibido como "una grata sorpresa" que se haya retirado de la patronal Anesco su bloque "más radical", lo que espera que ayude a cerrar el conflicto del sector.

Rodríguez confía en que, "casi con toda seguridad", se suspendan todos los días de huelga que aún están convocados (29 y 30 de junio y 3, 4, 6 y 7 de julio) en los puertos donde los estibadores no han podido llegar a acuerdos con los principales operadores locales.

Rodríguez espera que la semana próxima "se pongan por escrito" en Madrid los compromisos de subrogación del personal asumidos por las empresas, lo que permitirá abrir una nueva negociación, con fecha límite fijada en el 30 de septiembre.

Los estibadores pretenden cerrar en ese período "el quinto acuerdo marco" del sector, que dé "estabilidad" a todos los puertos, y afrontan las nuevas negociaciones "con optimismo".

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha recordado que el nuevo convenio colectivo que surja de las negociaciones entre sindicatos y empresas deberá respetar la nueva normativa que regula el sector de la estiba, así como la Ley de Puertos.

En este sentido, ha anticipado que la autoridad laboral hará un control de legalidad del nuevo convenio y si entiende que es plenamente conforme con la normativa aplicable se inscribirá y si entiende que presenta algún problema lo pondrá de manifiesto.