Independence of the seas en el Muelle Santa Catalina

Un clásico estrena las escalas de cruceros en Las Palmas de Gran Canaria este verano: el Independence of the Seas, cuyo atraque en el Muelle Santa Catalina está previsto para mañana viernes, 23 de junio, según la agenda del Puerto de Las Palmas y el Observatorio Turístico de la Concejalía de Turismo. Este barco de Royal Caribbean, una de las navieras líderes del mercado, se ha convertido en un habitual en la ciudad: ya recaló en Santa Catalina el pasado mayo y durante el verano del año anterior. En esta ocasión, llegará desde Arrecife, consignado por Bergé Marítima, y pasará todo el día en el Muelle para partir a última hora de la tarde rumbo a Santa Cruz de Tenerife.

El Independence of the Seas es uno de los barcos icónicos del negocio de los cruceros. Construido en 2008, llegó a figurar durante varias temporadas en el top ten de navíos de recreo más grandes del mundo, con sus impresionantes 338 metros de eslora. Fue reformado este mismo año, y ofrece una capacidad de unos 4.000 pasajeros y más de 1.300 tripulantes a su servicio.

Este crucero de la clase Freedom de Royal Caribbean está orientado a la diversión a bordo: una pared de escalada, una pista de patinaje sobre hielo y hasta un simulador de surf hacen sus travesías más que amenas ​par​
a sus pasajeros, muchos de los cuales viajan en familia. También destaca por la oferta de sus restaurantes (es posible comer algo en el viaje durante las 24 horas del día) y por su decena de piscinas en cubierta.

La Concejalía de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria atiende, como es habitual, a estos pasajeros: a la salida del Muelle Santa Catalina, y en la Casa del Turismo, con sus informadores. También con el servicio de la guagua turística, que ofrece la compañía City Sightseeing. Sus viajeros también pueden optar por LPA Experience, un ticket especial que incluye visitas a diferentes recursos turísticos de la ciudad.