Imprimir

Resultado de imagen de Fomento presenta el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020Este plan identifica las sinergias, tanto operativas como comerciales, entre las empresas del Grupo Fomento y el sector privado, favoreciendo, por una parte, las actividades de cooperación y colaboración entre los agentes involucrados y, por otra, la complementariedad de trabajos y servicios que redunden en una mayor competitividad internacional.

 

Una estrategia que se articula sobre seis líneas de acción que persiguen la generación de imagen del sector, el aprovechamiento de las capacidades integrales de la oferta española y la influencia institucional.

El Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras centrará sus esfuerzos en once mercados prioritarios: Arabia Saudí, Australia, Canadá, Colombia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, México, Noruega, Perú, Suecia y Reino Unido; y nueve de oportunidad: Argentina, Chile, Dinamarca, Egipto, India, Israel, Malasia, Marruecos y Singapur.

Como complemento a los países citados, también se consideran prioritarios los proyectos con las instituciones europeas, puesto que existen, a nivel regional, necesidades en las que la oferta española puede aportar un valor diferencial.

Los planes de inversión en infraestructuras, solamente en los once mercados prioritarios, suponen un 'pipeline' de proyectos valorado en más de 2,5 billones de euros en los próximos diez años, entre los que destacan oportunidades como la alta velocidad de California (EEUU), Reino Unido y Suecia; proyectos aéreos como la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez en Lima (Perú); la renovación de los aeropuertos JFK y San Diego (EEUU); o el nuevo aeropuerto de Sidney (Australia); o las relacionadas con los metros de Sidney (Australia), Bogotá (Colombia) o Lima (Perú); sin olvidar la ampliación del tren ligero de Calgary (Canadá) o el Crossrail2 (Reino Unido). En cuanto a las carreteras, destacan proyectos como las autopistas E-39 (Noruega) y WestConnex (Australia) o la King Hamad Causeway (Arabia Saudí).

Objetivos estratégicos:

Líneas de acción

El Plan define seis líneas de acción dirigidas a la consecución de los objetivos del Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras. Las cuatro primeras líneas aplicarán principalmente a los países prioritarios, a través de 66 iniciativas, mientras que las dos últimas líneas englobarán todos los países, incluyendo los de oportunidad, y se concretarán en 44 iniciativas. Un total de 110 iniciativas que permitirán reforzar la capacidad del sector de las infraestructuras en el mercado exterior.  

La línea Spain Transport Lab propone intensificar la participación de las empresas de Fomento en los foros de carácter técnico, normativo y regulatorio, de forma que puedan actuar como prescriptores de la oferta española y puedan influir sobre las temáticas en las que se trabajan.  

La segunda línea de acción se basa en la organización de cumbres específicas españolas en los países prioritarios en las que se presentarán las capacidades españolas en infraestructuras con un fuerte componente de innovación como elemento diferenciador, denominadas Spain Tech Transport Summit.

Otra de las líneas diseñadas se enmarcará en la organización en España de sesiones sobre Innovación en el Transporte o Innovation Bridge, en las que las empresas españolas puedan desplegar sus capacidades de innovación ante los decisores en materia de infraestructuras del transporte de los países invitados.

El cuarto eje es la presencia en medios de comunicación de interés en cada país para dar a conocer el potencial de las empresas españolas en el ámbito de las infraestructuras.

Se propone impulsar la colaboración entre diferentes Ministerios a través de un conjunto de iniciativas específicas a fin de aprovechar las nuevas oportunidades que ofrecen los mercados.

Finalmente, la última línea de acción es la creación del Observatorio español del Transporte y las Infraestructuras. Una plataforma de encuentro del sector que tendrá como objetivos valorar la evolución de la coyuntura de los distintos mercados, monitorear las acciones llevadas a cabo en los países, aglutinar información y conocimiento de los diferentes agentes involucrados, así como esbozar el apoyo institucional requerido. Todo ello contribuirá a dotar de mayor coherencia, coordinación y complementariedad las actuaciones internacionales de las empresas españolas.

Siguientes pasos

Actualmente, el Plan se encuentra en un proceso de consulta y participación. Todos los interesados en aportar comentarios o propuestas de mejora podrán hacerlo hasta el 30 de enero de 2018 mediante un formulario habilitado en la página web del Ministerio.

El objetivo es avanzar en la puesta en marcha del Plan y, en concreto, de las iniciativas cuyo lanzamiento está previsto para 2018, entre las que destacan la puesta en marcha del Observatorio Español del Transporte y las Infraestructuras; la participación de empresas españolas en congresos de especial relevancia en el sector, dentro de la línea de acción Spain Transport Lab; y la organización del primer Innovation Bridge (México, Colombia, Perú y otros).

Análisis de la oferta y de la demanda

El plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras analiza el posicionamiento internacional de las empresas del Grupo Fomento, identificando todos aquellos servicios que componen su oferta y que podría constituir un catálogo único e integral. También se realiza una descripción del posicionamiento del sector privado español en los mercados internacionales.

Una vez analizada la oferta de servicios del sector español del transporte y las infraestructuras, el Plan estudia los mercados en los que la demanda se ajusta a la oferta española y por tanto proporciona oportunidades para un mejor posicionamiento estratégico.

A continuación, se plantea un análisis pormenorizado de aquellos países que arrojan un mayor potencial atendiendo a los intereses de las empresas y a unos parámetros objetivos de caracterización del mercado.

El resultado obtenido de cruzar la oferta de servicios que ofrece el sector de las infraestructuras en España con la demanda existente en los diferentes mercados a nivel mundial lleva a la identificación de una serie de mercados de especial interés.

Tendencias globales

En este proceso de constante evolución, progreso y creación de valor para los países, se observan algunas tendencias globales que van a transformar el sector de las infraestructuras en los próximos años y representan oportunidades tanto para gobiernos como para empresas del sector e inversores.

En este plan, se ha identificado una creciente concienciación medioambiental, que hace surgir una nueva categoría de proyectos objetivo, asociados a las líneas de financiación para proyectos sostenibles otorgadas por los organismos multilaterales.

Además, el desarrollo de marcos jurídicos sólidos, estables y seguros incentiva la participación del sector privado en la financiación y en el desarrollo de nuevos proyectos de infraestructuras, a través de mecanismos PPP en los que las empresas españolas son líderes mundiales.  La necesidad de desarrollar líneas de negocio adicionales que incorporen tecnologías disruptivas es otra de las tendencias que marcan la transformación del sector y que debe permitir a las empresas españolas diferenciarse por su capacidad innovadora.

Asimismo, las recientes exigencias en materia de seguridad crean nuevas oportunidades de desarrollar líneas de negocio relacionadas con las tecnologías de la información, como puede ser el ámbito de la ciberseguridad en las infraestructuras del transporte. El fomento de la intermodalidad o las oportunidades de desarrollo internacional ligadas a la apertura del mercado de la operación de infraestructuras ferroviarias en Europa, son también dos de las tendencias identificadas.